Frenar con el pie

Saber frenar con el pie es algo básico para rodar con seguridad. En casos de emergencia como, por ejemplo, si se te cae el mando o hay interferencias, el monopatín pasa a un modo normal sin potencia eléctrica y debes ser capaz de frenar sin utilizar el sistema de frenado inverso. Por favor, patina sólo por pendientes y a velocidades en las que puedas controlar la tabla sin energía eléctrica ni frenos.

 

Cómo frenar con el pie:

  • Coloca el pie delantero mirando al frente y flexiona la rodilla.
  • Mira al frente y saca el pie trasero por el lateral de la tabla, paralelo al pie delantero.
  • Intenta tocar el suelo primero con el talón; después, ve haciendo más presión poco a poco hasta que el pie se arrastre en paralelo al suelo.
  • Al hacer mayor presión con el pie para frenar, vigila que el pie no se vaya demasiado hacia atrás o podría tocar la rueda trasera.

Consejos:

  • Empieza a practicar a poca velocidad y sobre superficies planas y uniformes.
  • Coge algo de velocidad, coloca bien el pie delantero, prueba a bajar el talón del pie trasero y vuelve a la posición inicial sin frenar para ir entrenando el equilibrio.
  • Asegúrate de sacar el pie alejado de las ruedas traseras para no tocarlas. Este es el típico error que puede hacer que te caigas.
  • Mantén el peso equilibrado sobre la planta del pie. Si pones demasiado peso sobre los dedos, el pie comenzará a vibrar y rebotar. Mantén la calma; los movimientos rápidos y nerviosos hacen que pierdas el equilibrio.
  • Aprende a frenar con el pie mientras accionas el freno de tu tabla Boosted para incrementar la rapidez de la frenada.
¿Fue útil este artículo?
Usuarios a los que les pareció útil: 106 de 108

Comentarios

0 comentarios

Inicie sesión para dejar un comentario.

Can't find what you're looking for?

Contact Us